EL SOCIALISMO DEMOCRÁTICO VISTO POR MANUEL MATA

La secretaria general Consuelo Moreno presenta a Manolo Mata en su trayectoria profesional y política, desde concejal con Clementina Ródenas hasta su actual labor como portavoz del Grupo Socialista en las Corte Valenciana. El alcalde Manuel Civera señala que justo hoy se firmaba un gran acuerdo de las izquierdas (Botanico II) en relación con el debate de la socialdemocracia y destaca la labor de compañeros como Manolo Mata que son referentes en el PSPV, por sus valores políticos y humanos y su compromiso con el partido desde hace 30 años.

Manolo Mata agredece que se le llame para habla del Socialismo Democrático (SD) y no de los congresos. El problema es ver como somos capaces de interpretar un mundo que no entendemos. El sociólogo Bauman hablaba de “retropía”: cuando la izquierda desecha la utopía y quiere volver a un pasado seguro: trabajo, ahorro, familia, sanidad, pensiones … los socialistas debemos analizar esto. El SD nace al final de la II Guerra Mundial en una Europa destrozada, como una lucha entre un capitalismo que cede y una izquierda organizada en torno al Partido y al Sindicato, asi nace el Estado del Bienestar, donde un Estado protector garantizaba los derechos básicos (educación y sanidad) además de otros como derecho a desempleo y servicios sociales. El problema del SD es que hace lecturas de unas condiciones que ya no se producen, frente a una izquierda irreal que surge de una sociedad crispada. La izquierda tiene que hacer una nueva lectura de una sociedad basada en las nuevas tecnologías e Internet. El sustrato del SD estaba en la “producción industrial” vinculada a la electricidad, automóviles y telefonía, ahora se basa en la robotización. Lo que esta en crisis no es la organización de la sociedad sino el capitalismo. En la crisis de los 80 surgió la falacia del “capitalismo popular” con una desmantelación de los servicios públicos y de los sindicatos y nuevos modelos como la colaboración “público-privada”. Cuando el capitalismo tiene un problema reinventa una solución, así surgieron las “burbujas” primero la de Internet y luego la Inmobiliaria: las casas solo sirven para vivir, si hay más casas que gente su valor es 0. Los bancos dejaban dinero a 30 años pero lo cogían de los bancos alemanes a 5 años, esto produjo su asfixia y una deuda de 60.000 millones de euros. Los socialistas no podemos caer en la trampa de la productividad y el crecimiento: eso es una falacia. Antes los trabajadores se regían por los convenios, pero hoy nos encontramos con “esclavitud”, con salarios de 500  euros al mes no hay ilusión de futuro, y el argumento de “más vale eso que nada” solo sirve que para legitimar la esclavitud. El mundo no tiene un problema de riqueza sino de reparto de la misma. En el futuro sobraran plazas escolares y faltaran plazas en residencia de ancianos, por eso Merkel apoya la inmigración: por cada euro invertido retornan dos en 5 años, por las cotizaciones a las pensiones. Sin un salario digno no hay una vida digna, pero para defender esto no hay movimiento sindical y las organizaciones de izquierda se hallan divididas y enfrentadas. Mata señala que fue concejal hace 25 años y diputado desde hace dos, pero siempre en el PSOE, otros cuando el partido deja de mandar o pierden un congreso, desaparecen. El problema de Podemos es la guerra de poder, inventan el discurso para obtener respuesta del electorado. La consolidación de la derecha no es solo un problema de España, ahí está el caso de Estados Unidos con Trump. El SD ha perdido su “internacionalismo”, nadie sabe como se llama el presidente de la Internacional Socialista o del Partido Socialista Europeo, no hay posiciones comunes en temas como refugiados o Siria. La derecha lo tiene claro y permanece unida, el único experimento de fuerzas plurales de izquierda es en Portugal, dirigido por el Partido Socialista, y esta “escondido”, con iniciativas como “Simplex” que elimina todo el papel de la administración, dando a cada persona al nacer un único código de por vida. El panorama mundial es preocupante, antes la relación entre dinero y bienes-servicios era de 1/30 0 1/50, hoy no se sabe cual es la relación; la deuda mundial es de un 225% del PIB mundial; además del problema del cambio climático: la situación es insostenible.

Sin embargo el “reverso” es posible, la única esperanza es el socialismo. Mata recuerda que cuando entró en el socialismo el carnet era rojo y reproducía una frase del programa máximo: queremos una sociedad de hombres libres, honrados, inteligentes e iguales, y ese debe ser el reto de cualquier socialista. Esto pasa por tomar decisiones colectivas como impuestos a las transacciones internacionales, el castigo a los paraísos fiscales, el castigo a las empresas que se beneficien de nuestros datos. Existen otros debates “ocultos” como el planteado por la UGT para que los robots coticen a la seguridad social. En el mundo sobra el dinero y el único dinero es como repartirlo. Se dice que Roosevelt creó la “clase media” en 100 día, y en la actualidad el BCE inyecta millones de euros cada mes. Otro debate es el de la “renta de ciudadanía” con grandes defensores en la extrema derecha y en la extrema izquierda, los primeros a cambio de contrapartidas en la privatización de la sanidad, educación … y los segundos viven en otro mundo: supone el 30 0 40% del PIB. Nosotros nos tenemos que pronunciar, aunque nada es blanco o negro. Estos debates son los que se deben dar de cara al próximo Congreso del PSOE: la productividad y sus costes medioambientales, el debate sobre los aranceles (como en Francia: Macron versus Montebourg), el de los refugiados: la gente tiene derecho a huir de la miseria y de la guerra. Hemos conseguido que la gente viva mejor, pero la situación actual se puede corregir y para ellos el Partido es necesario, debemos hablar y escuchar en las Casas del Pueblo, hay que saber interpretar y hacer propuestas, la única esperanza estás en el Socialismo, y debemos ganar la batalla de la credibilidad.